La observación científica ha establecido que la verdadera educación no es aquella impartida por el maestro: la educación es un proceso natural que se desarrolla espontáneamente en el individuo, y se adquiere, no escuchando palabras ajenas, si no mediante la experiencia directa del mundo circundante.

 

De M. Montessori “Educacion para un mundo nuevo” p.13 version italiana